Eco-Collage de Minions

Tres palabras: Minion, tijeras, pegamento. La invitación está servida.


El collage es una técnica que consiste en pegar materiales sobre un soporte. Fuera Picasso o Braque quien lo inventara en 1912, esta técnica permitió experimentar con materiales y texturas de una forma completamente nueva. 

Esta actividad es un collage para crear un Minion, los adorables personajes de Gru, mi vilano favorito, basándose en un patrón de cuadrados como un dibujo pixelado, un patrón de hama beads, o de punto de cruz. ¡Y realizado con materiales reciclados!

Lupa en mano encontraremos muchos materiales a nuestro alrededor que son carne de collage. Por ejemplo, el ya leído periódico del domingo. Reutilizar materiales no sólo es barato o ecológico, es muy creativo ya que implica discurrir nuevos usos y en definitiva, crear. 

Materiales para crear un eco-collage de Minion:

- Pegamento y tijeras
- Lápiz
- Rodillo y pintura (témperas o acrílico)
- Cartulina como soporte
- Material para reciclar: periódicos, revistas, papel usado, recortes, folletos...
- Patrón (podéis encontrar varios en internet en diferentes posturas, nosotros utilizamos éste)

Los Minion tienen 4 colores: amarillo, azul negro y blanco, así que lo primero será pintar las hojas de periódico y la manera más cómoda, rápida, y divertida es con un rodillo.  Podéis reutilizar una bandeja de porexpan para poner la pintura y extenderla con el rodillo. No tardarán en secar.


Entonces llega la parte peliaguda: los cuadrados.
La forma fácil y rápida es con una perforadora en forma de cuadrado. La manera complicada, difícil, pero con más regusto a DIY (hazlo tú mismo), trabajo de paciencia y estímulo matemático, es la siguiente:


Cuando sea posible, que los
artistas cuenten desde el patrón el número de cuadrados que necesitan por cada color, para así calcular cuantas líneas tienen que trazar en las hojas. Una pista: el total del patrón que utilizamos tiene 168 cuadrados.

Una vez que todos los cuadrados estén recortados y en sus correspondientes montañitas, empieza el collage.


Los artistas han de ir contando los cuadrados sobre el patrón para ir colocando los recortes, han de calcular el espacio, y han de pegar lo más recto posible los cuadrados. Se estimulan la capacidad de observación y concentración, habilidades motrices finas, y habilidades matemáticas.


Por supuesto se puede seguir la misma técnica con otros patrones y crear muchos eco-collages diferentes.