Esculturas de papel


Hojas. 
¡Es lo que necesitamos para crear esculturas!

-¿A dónde vas con eso papá?
- Ahora soy un artista marginal, podré transformar cromos de fútbol, muñequitos de Disney o antiquayas en objetos de valor. Homer Simpson


La capacidad de ver diferentes soluciones y perspectivas es uno de los aspectos de la creatividad. Cuando tenemos una hoja en blanco solemos utilizarla para dibujar o pintar, pero podemos darle muchos más usos, no sólo planos, también con dimensión: con una hoja en blanco también podemos hacer esculturas, de muchas maneras.
Esta actividad pretende estimular la imaginación para encontrar diferentes maneras de conseguir volumen en el plano. Una idea para hacer esculturas con papel es a partir de líneas. Podemos recortar el papel en tiras y moldearlas en diferentes tipos de líneas: 

Una línea es un punto en movimiento, hacia arriba o abajo, hacia dentro o hacia afuera, que hace picos, curvas, rectas... A partir de las líneas podemos crear en tres dimensiones: los artistas pueden doblar, plegar, laminar, rizar... para conseguir formas como tubos, abanicos, caracolas, espirales, cuadrados, tirabuzones, estrellas... Al montar y colocar estas invenciones de papel iremos creando una escultura.


Las actividades abiertas implican un proceso creativo que no busca un resultado concreto. Esta actividad pretende trabajar con volúmenes, formas y líneas a través de su exploración. ¿Cómo hago para rizar una tira? ¿Cómo construyo un bloque? ¿Qué pasa si coloco un tubo sobre otro?  ¿Hay más formas de doblar esta tira? 


El resultado va generándose a lo largo del proceso, y también va cambiando. Comenzaremos con una idea y por el camino quizás se nos ocurren muchas más que podremos combinar, cambiar, incluir... 

Así las esculturas pueden ser abstractas, 
o realistas,

o una mezcla. ¡No hay límites! 

Se trata de no juzgar las creaciones, y dejar de lado las ideas preconcebidas sobre lo que "deberíamos" crear o construir. Dejar a los artistas fluir con el proceso creativo y tomar sus propias decisiones con el material del que disponen y su ilimitada imaginación. 

¡Os aseguro que os  vais a sorprender con lo que somos capaces de hacer con una simple hoja!