Experimentando con acuarela y alcohol


Hay muchísimas formas de pintar...¿Conocéis la técnica de acuarela con alcohol? Es muy divertida y sorprendente ¡con efectos especiales!
Necesitamos:


- Acuarela líquida o en tubo (con pastillas también se consigue el efecto pero es más complicado)
- Alcohol
- Pinceles
- Pipetas, cuentagotas
- Bastoncillos
- Frasco para el agua

Pintamos la acuarela con el pincel e inmediatamente, sobre la pintura mojada, echamos gotas de alcohol con las pipetas o aplicando directamente con los bastoncillos. Cuando el alcohol entra en contacto con la acuarela húmeda reacciona y se produce un efecto de expansión que moverá el color. Os aseguro que es fascinante. 

CUIDADO ¡Sólo funciona con la acuarela recién aplicada, aún húmeda! Si se seca no producirá efecto, así que ¡estamos ante una actividad de máxima atención!


Podemos preparar un dibujo previo para pintar o improvisar con formas y tamaños a partir de los colores que pintemos, con resultados abstractos. Debemos pintar poco a poco y en pequeño, como el trocito de la fotografía, para que nos de tiempo a echar el alcohol sin que se seque la pintura.

Vamos pintando, aplicando el alcohol, volvemos a pintar y otra vez con el alcohol. Podemos ir probando diferentes maneras de aplicar el alcohol: cayendo las gotas una a una con el cuenta gotas, poniendo el bastoncillo directamente en la pintura, salpicando el alcohol...


Con estas técnicas experimentales desarrollamos la improvisación, no podremos planear ni controlar el resultado final. ¡Disfrutamos del propio proceso de pintar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario