Construcciones comestibles

Jugar a construir es una actividad de observación, manipulación, planificación, coordinación y ensayo-errorEn vez de crear sobre el papel, se crea sobre el espacio, de esta manera los niños y niñas observan, controlan  y experimentan con elementos como volumen, peso, equilibrio y resistencia. 
Una forma creativa y divertida de estimular habilidades motoras finas (movimientos de dedos y manos a través de la manipulación de piezas), cognitivas (coordinación ojo-mano), e incluso emocionales (aceptar que una construcción no resiste el peso implica entender que no todo puede ser tal y como nosotros queremos). 

Esta actividad es un juego de construcción con piezas de andar por casa que además son comestibles. Una manera deliciosa de crear estructuras como en los juegos de construcción con imanes (Imantiks o Geomag)Así, tras mirar orgulloso una estructura, puedes destruirla devorándola.

La invitación a construir puede ser una bolsa de uvas, cerezas, trozos de manzana, tomates cherry, aceitunas o, para alguna ocasión especial, gominolas, y un montón de palillos, palos de brocheta o espaguetis. 
*Si es posible ir a recoger las frutas, mejor: 


Para empezar a crear estructuras se puede partir de formas geométricas simples como cuadrados y triángulos, y seguir por la construcción de cubos y pirámides, y sus combinaciones. 
A su vez, podemos empezar con estructuras simples:

 

... e ir aumentando la dificultad para crear fuertes y complejas construcciones:


Esta actividad es una manera de crear a través de la percepción sensorial del espacio y la exploración constante: ¿Qué pasará si uno esta uva con esta otra? ¿Qué pasará si quito la unión en esta figura? ¿Hasta qué altura resiste esta construcción? Aprovechad para generar preguntas y estimular la exploración desde nuevos ángulos: ¿Qué crees que pasaría si añadieras otro piso? ¿Y si añades otro palillo? ¿Y si...? 

Los juegos de construcción estimulan la comprensión de elementos como volumen y peso ya que la forma de avanzar en las estructuras es a través del aprendizaje de experiencias anteriores con tales elementos. El artista C, con una mano tocándose la barbilla y con la otra sujetando una uva exclamó: ¡Si pongo una uva más, la pila se cae! Los artistas irán investigando nuevos diseños e irán mejorando sus estructuras. 
Aprovechad para reconducir la frustación cuando las construcciones se caigan o no funcionen, y estimular la búsqueda de errores para encontrar alternativas: ¿Por qué crees que se ha caído tu estructura? ¿Cómo podrías arreglarlo?

Que trasteen y prueben construcciones de diferentes diseños, tamaños y formas. ¡Y que al terminar disfruten devorándolas!