¿Qué materiales utilizar para estimular la curiosidad y creatividad?

Esta es una lista de mis materiales favoritos para desarrollar actividades creativas con niños y niñas (de todas las edades). No son los únicos materiales, ni todos los materiales. Son algunos materiales sencillos con los que conseguir invitaciones y propuestas para estimular la creatividad y ¡preparARTE! 😉

3 pequeñas reflexiones sobre los materiales:
- Si realizamos actividades en grupo podemos fomentar el valor de compartir, la paciencia y el respeto al ofrecer materiales en recipientes para compartir, sin tener cada material necesario cada niño o niña (por ejemplo, que haya un bote con tijeras, pero no con tantas tijeras como niños y niñas). 
- Los materiales son un recurso para proponer una actividad, pero la invitación a crear no depende únicamente de los materiales y, los materiales son adaptables e intercambiables. Esta lista hace referencia a materiales muy sencillos, artísticos, naturales o cotidianos, con los que poder estimular la creatividad desde muchas ideas diferentes, y si necesitamos adaptarlos, modificarlos, o intercambiarlos por otros, ¡hagámoslo!
- Podemos explorar los materiales más allá de su función, para conseguir crear de muchas maneras diferentes, pensando diferente. Por ejemplo, siguiendo con las tijeras, su función es cortar, pero si creamos una escultura a partir de imanes ¡podemos utilizar las tijeras como material de la escultura!


Para dibujar y colorear:

- Crayones:

En España los llamamos directamente por el nombre de una marca "plastidecor". Son muy manejables, no necesitamos sacarles punta, tienen una gran variedad de tonalidades y sus colores son intensos y vivos. No suelen aguantar enteros mucho tiempo tras sacarlos de la caja, y se nos parten a la mitad o en más trozos, pero esto no es un problema ya que se pueden seguir utilizando exactamente igual, y de esta manera podemos compartir el mismo color. 😉 Tendemos a utilizarlos con los más pequeños, pero en mi opinión son muy adecuados para todas las edades, y yo personalmente los prefiero a los lápices de madera, que necesitan mayor destreza para poder utilizarlos, hay que sacarles punta, y muchas veces se nos rompe o al caerse al suelo se parte la mina. Además, a diferencia de los lápices de madera,  toda la barra es color utilizable, así que no sólo podemos colorear en vertical, ¡también en horizontal! 

- Ceras:

Es la opción más divertida para colorear o dibujar por su tacto, consistencia y textura. 
Las ceras están hechas de pigmentos y cera y su trazo es muy grueso, espeso y cargado. Las ceras son oleosas y su resultado es muy vivo y brillante, deslizándose suavemente sobre el papel. Aunque parezcan muy simples se pueden utilizar a partir de muchas técnicas y funcionan muy bien en técnicas mixtas y sobre diferentes soportes. Y como son las más divertidas, por supuesto ¡son también las que más manchan! (Que no cunda el pánico porque con un poco de agua y jabón quedarán las manos limpísimas), Se mezclan con facilidad y también se emborronan con facilidad. Cuando nos cansemos de los trozos más pequeños ¡hay muchos proyectos en Pinterest para derretirlos y reutilizarlos!

- Rotuladores:

Son fáciles de utilizar y dan un efecto más brillante a los dibujos. Aunque a la hora de colorear dejan unas marcas más pronunciadas que los colores. 
En las tiendas especializadas o en grandes almacenes podemos recorrer varias estanterías de rotuladores. Los hay para pintar sobre muchas superficies (tela, cristal, porcelana...), brillantes, con purpurina, de neón, flúor, metalizados, que cambian de color, finos, gruesos....
Mis favoritos son, simplemente, los que tienen punta gorda, ya que con la punta fina corremos el riesgo de apretar mucho y quedarnos sin punta ¿hay alguien a quién no le haya pasado? Además tenemos siempre que acordarnos de taparlos todos, porque ¡se secan! (¿Hay alguien a quién no se le haya secado un rotulador? 😊)
*Las marcas más conocidas ofrecen rotuladores no tóxicos, lavables, y sin gluten.


Para pintar:

- Témperas:

He de confesar que es mi material favorito 👀. 
La tempera es pintura al agua que nos ofrece colores opacos, fáciles de aplicar y mezclar, de tonalidad intensa y rica, con buena consistencia y una textura cremosa. Son fáciles de limpiar y secan rápido.Las temperas vienen en muchos formatos y tamaños: tubos, botes, frascos y botellas. Si es posible, yo prefiero las botellas. Podemos jugar con su consistencia añadiéndole agua para hacerlas más líquidas. 

- Acuarelas:

Mis preferidas son las pastillas, aunque también hay acuarelas en tubo, barras, lápices y líquidas. Para pintar con acuarela necesitaremos también un frasco con agua, un elemento muy atractivo para los niños y niñas, a los que les suele encantar el ritual de mojar el pincel y recoger el color en la pastilla. Con la acuarela podemos crear capas que parecerán casi transparentes (según la cantidad de agua y pigmento que recojamos con el pincel) y crear fusiones de colores, ya que una de las cosas más interesantes de la acuarela es cómo se mezclan y fluyen los colores unos sobre otros.


- Pinceles y rodillos:

Los pinceles pueden tener muchas formas, tanto los mangos como el pelo, y el pelo a su vez puede ser de muchas clases. Mi recomendación es tener a mano muchos pinceles de varios tamaños y formas, los más baratos que encontremos. Si queremos que los artistas exploren, los aplastarán, estrujarán, y se les caerán muchas de las cerdas o pelos. ¡Muy importante lavarlos bien al terminar de pintar para que no queden secos!


- Materiales cotidianos para pintar: 

Esta es una pequeña muestra de materiales que podemos encontrar en casa con los que podemos pintar y realizar actividades creativas y diferentes, por sus tamaños, texturas y formas. Además, utilizar herramientas diferentes implica pensar diferente y encontrar nuevos usos a los objetos cotidianos. 😊 Para estampar podemos encontrar muchos otros objetos: moldes de galletas, juguetes... Y no nos olvidemos de una de las mejores herramientas para pintar, que siempre llevamos encima: ¡las manos! (¿y los pies?😊)


- Paletas/Bandejas/Tarros:

Podemos usar como recipientes para la pintura desde paletas (mis favoritas son en forma de flor) a envases que podemos re-utilizar, o tarros, bandejas, moldes... También necesitaremos un recipiente para el agua, para coger el color de las pastillas en acuarela o limpiar el pincel para cambiar de color al pintar con tempera. (También recomiendo tener un trapo en la mesa, para poder ir secando los pinceles, en lugar de toallitas o papel, ya que gastaremos muchas y necesitamos cuidar el planeta entre todos). 

Para modelar:

- Arcilla:

La arcilla para uso escolar no necesita hornos, se seca al aire pasadas unas horas. Sobretodo encontraremos color terracota y blanco. 

- Plastilina casera:
Es la masa de modelar más utilizada por los niños y niñas. Es blanda, colorida, mezclable y se puede reutilizar una y otra vez (mientras no se nos seque: hay que recordar guardarla bien una vez terminamos). En tiendas las venden con muchos colores y texturas diferentes, no tóxicas. Pero también podemos hacerla en nuestra cocina con recetas sencillas como la mezcla de harina, aceite, sal, agua y colorante alimentario.  

- Limpiapipas:
Son alambres finos cubiertos con hilos de muchos colores. Son muy flexibles y por tanto se moldean con facilidad y también se pueden cortar. 


Para cortar y pegar (y más):

Cortando y pegando podemos comenzar una actividad, realizar técnicas diferentes y explorar materiales (que por cierto, no sólo nos servirán para cortar y pegar 👀).  

- Las tijeras son herramientas no sólo para cortar, son herramientas también para crear: esculpir, dibujar, o incluso pintar y estampar. Echa un vistazo a las últimas obras del pintor Matisse, que cambió los pinceles por tijeras, los collage de Picasso, o la técnica japonesa jianzhi.
- La cola blanca es un gran aliado de las creaciones artísticas, tanto para pegar, cubrir, endurecer o para explorar como material (mezclándolo con otras sustancias como, por ejemplo, en la actividad que realizamos en el blog de cola y tiza). 
- La cinta de papel (cinta de carrocero) y la cinta decorativa (washi tape) nos sirve no sólo para unir sino también para crear y construir.
- Las pegatinas y gomets pueden ser adornos, pueden servirnos para pegar y también para explorar técnicas, por ejemplo al cubrirlas de pintura y después retirarlas, trabajando el espacio positivo y negativo.
- La pistola de silicona es muy útil y la pueden utilizar los niños y niñas con supervisión y siguiendo indicaciones sencillas. Es una herramienta que les da una responsabilidad mayor y que además implica rapidez y precisión. 


Soportes:

Los soportes dependerán del tipo de actividad que queramos hacer, por ejemplo para dibujos o collage podemos utilizar folios, pero para pintar necesitamos un gramaje mayor, como cartulina, papel kraft, papel especial para acuarela...

Mi soporte favorito es el papel kraft, es resistente, duro y sobretodo ¡muy grande! Podemos cubrir el suelo o toda la mesa y utilizar toda la extensión para dibujar o pintar a gran escala y hacer murales.
Para esta clase de proyectos a gran escala también podemos utilizar rollos de manteles de papel o rollos de papel para caballetes.

*Otros soportes pueden ser el suelo, madera, piedras... 

Para explorar,crear
 y todo lo demás también: 
Estos tesoros sirven para pintar, estampar, esculpir, modelar, construir... y en definitiva para incentivar de manera simple procesos creativos y, ¡están por todas partes!

- Herramientas para curiosear y descubrir:

Lupas, frascos, linternas, imanes, prismáticos, espejos...

- Materiales naturales:


En una excursión a la playa, al río, la montaña o al parque se pueden encontrar tesoros naturales maravillosos para actividades curiosas y creativas (especialmente en otoño 😉): piedras, arena, hojas, piñas, ramas, semillas, plumas, agua... La propia búsqueda de los materiales alimentará la curiosidad. Es una buena oportunidad para trabajar el respeto hacia la naturaleza y el medio ambiente: podemos recoger muchos materiales naturales del suelo, no necesitamos arrancarlos.

- Materiales reciclables: 

En casa podemos encontrar muchos objetos a los que podemos dar una segunda oportunidad reciclándolos artísticamente: esponjas, cajas y tubos de cartón, botes, frascos, revistas, periódicos, envases, tapones, corchos, palitos de helado...

- Materiales cotidianos:

Además de los materiales artísticos o naturales, hay muchos materiales de uso diario que podemos explorar y utilizar en procesos creativos como algodón, botones, tela, hilo, pajitas, cuerda, cepillos...

- *Extra de materiales divertidos con riesgo de derrames y desparrames:
Estos materiales son pura diversión y color: purpurina, abalorios, pompones, hama beads...