Animales con cartón, trabajando con volúmenes

¿Qué tienen en común un par de zapatos, una pizza, cereales y una nevera?

¡La caja!

El 
cartón es un material excelente para desarrollar muchas ideas creativas. Reciclamos un material que ofrece infinitas posibilidades con su grosor, textura y tamaño. Desde una fina caja de cereales, a una fuerte caja de zapatos, una inmensa caja de nevera o una caja de pizza. 

Puede servir como soporte para pintar, como material para collages, como bloques para construcciones y esculturas...
Un material lleno de alternativas tan cerca como esté la cocina. 


Para hacer animales (o cualquier otra propuesta) de una forma diferente y añadiendo volúmenes  podemos utilizar varias capas de cartón. 



Los materiales que proponemos son cartón a reciclar de tapas y cajas, tijeras, rotuladores, témpera o pintura acrílica, y pistola de silicona. En este caso decidimos crear animales, pero la idea se puede trasladar a cualquier dibujo para trabajar de una manera diferente añadiendo capas. 

Se dibuja en el cartón la silueta de un animal, en este caso fueron peces, leones, serpientes y elefantes.


Se recorta la silueta, teniendo en cuenta que se trata de un trabajo complicado dependiendo del grosor del cartón elegido. Según las capacidades de cada artista podrán recortarlo todo, alguna parte o ninguna. En cualquier caso es necesaria la supervisión de un adulto.


Una vez recortada la silueta tenemos una figura plana de un animal, para añadirle volumen y trabajar entonces incorporando profundidad se irán añadiendo capas de cartón en diferentes partes. Se recortan figuras geométricas o formas aleatorias de diferentes tamaños, teniendo en cuenta dónde se colocarán sobre el animal.  En nuestro caso decidimos agregarlas con tamaños progresivos, pero se pueden explorar muchas otras alternativas.


Para pegar el cartón hemos utilizado una pistola de silicona. Pegan muy bien, muchos materiales y muy rápido. Por supuesto se puede utilizar cola blanca o pegamento de barra, pero en este caso preferimos disfrutar de las ventajas de la pistola de silicona y ofrecer mayor responsabilidad a los artistas.



*Los niños y niñas, con supervisión, pueden manejar una pistola de silicona de forma segura y adecuada. Hay que explicar su funcionamiento y dejar claras ciertas instrucciones: no tocar el pegamento recién salido de la pistola porque está muy caliente, tener cuidado al cogerla, apoyarla y con el cable, no tocar la punta y dejarla enfriar al terminar.  Actualmente también existen pistolas de bajas temperaturas, de diferentes tamaños y sin cables.


Se añaden tantas nuevas piezas como se quiera, o sea posible, para dar profundidad a las barrigas, cabezas, pelos, manchas y dientes de nuestros animales. 


¡Una vez obtenido el volumen que queramos podemos pintar! También podemos pintar las piezas por separado y pegarlas una vez pintadas.



¡Una manera de reciclar cartón y recortes y darle una nueva perspectiva a una actividad como crear animales, dándole un nuevo toque al incluir volúmenes!