Un juego de dibujo: Líneas para rellenar


Una idea súper sencilla para un juego de dibujo. ¡Ahora líneas puntiagudas! ¡Ahora líneas rectas! ¡Curvas! ¡Cortas!... ¡El reto es utilizar las líneas para colorear el dibujo sacándolas poco a poco de la bolsa! Reconozco que yo soy muy fan de esta clase de retos de dibujo. Nos ofrecen más alternativas y posibilidades para explorar como, por ejemplo, en lugar de colorear los dibujos como habitualmente, rellenarlos de líneas.




Necesitamos recopilar muchos tipos de líneas (puntiagudas, perpendiculares, largas, cortas, en espiral...). Podemos simplemente pintarlas sobre papeles aunque, para tenerlos de forma permanente y con un toque natural, podemos pintarlas en piedras. O también podríamos pintarlas sobre dados.

Cuando tengamos preparadas un buen montón de líneas las guardamos en una bolsita y agitamos con fuerza. Sacamos una línea, decidimos qué parte  queremos rellenar con ella y manos a la obra. Así iremos coloreando y rellenando el dibujo con las líneas que vayan saliendo.
 




De esta manera estaremos trabajando grafomotricidad a través de un proceso divertido y creativo, de una manera significativa. Aprovechemos para prestar atención a las grafías y también los movimientos, los ritmos, las trayectorias, las repeticiones y continuidades...

La línea además es un elemento de expresión plástica básico, junto al punto. Reconocer las diferentes líneas y sus capacidades expresivas es muy interesante.


Una actividad tan sencilla como un dibujo libre es una oportunidad de aprendizaje que puede convertirse, como aquí, en un juego muy entretenido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario