Jitanjaforas: inventar palabras a partir de sílabas


¡Vamos a crear palabras con efectos sonoros! ¿Conocéis las Jitanjaforas? 

Son composiciones poéticas a partir de palabras inventadas buscando especialmente su sonoridad. 
El escritor mexicano Alfonso  Reyes acuñó el nombre en un artículo de 1929 a partir del poema Leyenda del poeta cubano Mariano Brull en el que juega con los sonidos, inventando palabras sin significado, incluyendo la propia palabra Jitanjafora.

Se trata de jugar con las palabras más allá de su significado o utilidad, crear palabras explorando su ritmo y sonoridad y buscando la musicalidad del conjunto, de los poemas. 
Algunas maneras de crear Jitanjaforas:

- Crear palabras sin significado a partir de sílabas con especial sonoridad
- Crear palabras a partir de otras alterando sus sílabas
- Crear palabras a partir de otras cambiando algunos morfemas
- Crear palabras a partir de otras añadiendo más sílabas por delante, por detrás, por el medio...

Esta propuesta parte de sílabas escogidas con especial sonoridad para crear jitanjaforas a partir de ellas. Sólo necesitamos algunas piedras y un rotulador permanente. 

Pensemos ¿todas las sílabas suenan igual? ¿Hay algunas con mayor sonoridad? ¿Por qué nos parece que unas suenen más musicales que otras?

Escogemos y escribimos las sílabas que nos parezcan más sonoras para crear jitanjáforas.

Por ejemplo, nosotras/os escogimos:

CHE, JAU, BRE, QUI, CLU, GUA...

Se trata de una gran oportunidad para trabajar las características de la sílabas. por ejemplo nosotros las dividimos en diferentes botes a partir de su número de letras. Podemos también trabajar a partir de su terminación en vocal o consonante, la existencia de hiatos o diptongos...

Una vez tengamos un buen número de sílabas ¡ya podemos crear!

Os comparto además una propuesta concreta para crear jitanjáforas y desarrollar la creatividad a tope:

¡Inventemos palabras para situaciones concretas!
¿Qué palabra podemos usar para el sonido de un rotulador al caer? ¿Y para el sonido de una gota resbalando por un cristal? ¿Qué palabra podemos usar para la piel de gallina? Propongamos diferentes situaciones concretas para crear palabras con especial sonoridad:

Ya os decía, creatividad a tope:

¿Una palabra para las ganas de comer un helado?


¿Y para la piel de gallina?

Luego podemos construir un poema con las jitanjaforas, crear una historia, incluirlas en un relato...


No hay comentarios:

Publicar un comentario